La imputación de rendimientos de trabajo

Recibir nuestro salario al final de mes tendría que se lo normal, pero, ¿qué pasa cuando se cobran atrasos en otro año?

Por ejemplo:

Un contribuyente cobra en mayo de 2015 los salarios pendientes de pago correspondientes al año 2013.

Como rendimientos correspondientes al año 2013 y estando en periodo de realización de la declaración de renta 2014, el contribuyente no imputará estos atrasos en la renta de 2015, sino que presentará junto con la renta de 2014 una declaración complementaria del IRPF 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s