El deterioro de existencias sigue siendo gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades

La última reforma del Impuesto sobre Sociedades ha tenido como objetivo alcanzar la estabilidad presupuestaria y, por tanto, tiende a aumentar las bases impositivas. El art.13 LIS establece ahora como regla general la no deducibilidad de los gastos contabilizados por deterioros. Ahora bien, el art.13.2 no menciona el deterioro de existencias. En este caso, se deduce que no existen diferencias entre la normativa contable y fiscal y, por lo tanto, no tendremos que realizar ajuste alguno sobre los deterioros contabilizados (cuenta 693, pérdidas por deterioro de existencias). Esta cuestión ha sido planteada en la Consulta Vinculante nº V0805-16 y más concretamente en la V0132-15, “dado que la Ley del Impuesto sobre Sociedades no establece ninguna regulación específica respecto de las correcciones valorativas registradas como consecuencia del deterioro de valor (…) será de aplicación lo establecido en el PGC.”

Se mantienen los requisitos de siempre para poder considerar el deterioro (mediante sistema individualizado) como gasto fiscalmente deducible (que concurra alguna de las siguientes):

  1. Haber transcurrido más de 6 meses desde el vencimiento de la obligación.
  2. Que exista reclamación judicial o procedimiento arbitral para el cobro.
  3. El deudor procesado por alzamiento de bienes.
  4. El deudor se encuentre en situación de concurso.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s